Información

SEGACYL es la respuesta que la Asociación de Fabricantes de Piensos Compuestos de Castilla y León (ASFACYL) ha dado de forma conjunta a las obligaciones que exigen los consumidores y el Reglamento 183/2005, por el que se fijan los requisitos en materia de higiene de los piensos. Este Reglamento, de obligado cumplimiento para todos los operadores del sector de la alimentación animal,  pretende garantizar la seguridad de los piensos desde la producción primaria hasta su comercialización o exportación. La normativa vigente determina, de entre sus muchas obligaciones, que las empresas  de fabricación de piensos deberán adoptar las medidas o procedimientos que permitan alcanzar un elevado nivel de seguridad de los piensos, siendo uno de los  procedimientos principales la Homologación de Proveedores, con un previo control de las materias primas que utilizamos.

A esta Homologación de Proveedores se le complementa con la creación de una Red de Alerta-Alarmas, la cual garantiza que cualquier incidencia que pueda surgir en un fabricante, pueda ser detectado y se evita que otros fabricantes puedan tener la misma incidencia, con el fin de mantener los niveles de Seguridad Alimentaría de las materias primas que utilizamos en unos estándares muy elevados.